Decálogo de herramientas para conflictos

Cuando entramos en confrontación nos sentimos invadidos e incomprendidos.

Vamos a sentir la necesidad de que nuestra razón quede por encima de la otra persona porque nuestro ego nos llama a creer que debemos ganar, porque ceder es sinónimo de perder y el orgullo es mucho más poderoso que la humildad.

Por supuesto, estas pautas que se ofrecen son para conflictos donde no se observe que pondere actitudes manipulables o chantaje emocional, porque entonces podríamos estar hablando de relaciones tóxica y ese es otro tema a tratar.

Las herramientas que se ofrecen a continuación son para aquellas relaciones donde nos sentimos cómodos, pero a veces existen situaciones donde pueden haber distintas opiniones o perspectivas y hay que ponerlas en común.

Decálogo para emprender conflictos sanos:

  1. Buscar un momento adecuado. Cuando estéis tranquilos y con la iniciativa por ambas parte de tener esa conversación. Si uno necesita su espacio, permitirlo. De nada sirve comenzar un conflicto desde la ira o la tristeza.
  2. Expón tus argumentos de una manera calmada, añadiéndole los sentimientos y emociones que te puedan crear. Por ejemplo:
    – Cuando me corriges tanto, me siento ridículo/a.
  3. Escucha a tu oponente y al terminar su aportación comienza tu conversación diciendo las palabras:
    – Estoy escuchando de ti que me corriges por qué crees que necesito ayuda.
    Esto servirá para hacerle saber lo que crees haber escuchado y poder dar la oportunidad de aclarar ciertos aspectos, porque a veces lo que creemos escuchar no es lo que realmente se ha querido expresar y con esta técnica se podrá dejar confirmado lo que realmente se quiere transmitir.
  4. Empatizar con el oponente. Puede ser que su actitud venga de algunas creencias limitantes o educacionales y no sepa realmente hacerlo de otra manera. Se puede apoyar diciendo:
    – Entiendo que te hayas educado en la creencia que debes de estar siempre ayudando a los demás, pero puedes permitirme, que cuando necesite tu apoyo, yo te la pida.
  5. Mirarse siempre a los ojos. Nunca usar gestos agresivos y mantener una voz calmada.
  6. No tratar de convencer. Respetar las opiniones. Piensa que cada persona posee creencias, personalidades y experiencias distintas y esas son las que empuja a sus opiniones.
  7. Terminar con acuerdos donde habrá que ceder en la parte que correspondan.
  8. Tener en cuenta siempre, que el objetivo es evolucionar en la relación y ganar bienestar.
  9. Si en algún momento se ha perdido la calma. Pedir disculpar y respirar tranquilo/a para recuperar la situación de comunicación sana.
  10. Terminar con un abrazo o gesto de cariño. Mostrar amor es muy placentero y motivador.

Si se lleva a cabo estas pautas os aseguro que la relación ganará muchísimo y ganareis bienestar.

Si en algún momento vuestros conflictos se han convertido en discusiones habrá que analizar otros comportamientos.

Podéis preguntarme cualquier duda dejando un email al correo secretaria@estrellagarcia.com.

Os deseo una vida llena de regalos.